1

akademgorodok

 

Los residentes de un suburbio de Novosibirsk, la capital de Siberia, Rusia, se jactan de decir que la calle con más inteligencia en el mundo pasa por su arboleada comunidad.

La amplia avenida que atraviesa el taiga, o bosque siberiano, tiene el nombre de Mijaíl Lavrentyev, un matemático que estableció la versión soviética de Silicon Valley durante la Guerra Fría. Para mantenerse a la par con los estadounidenses, el Kremlin construyó Akademgorodok -que significa literalmente "aldea académica"- unos 3.200 kilómetros al este de Moscú, lejos de distracciones y ojos curiosos.

Con el paso de los años, se convirtió en el hogar de decenas de miles de científicos soviéticos que fueron atraídos con ofertas de rápido ascenso y mejores condiciones de vida para que investigaran de todo, desde física nuclear hasta hidrodinámica. Ahora, 60 años después de su fundación y más de dos décadas desde el colapso de la Unión Soviética, Akademgorodok continúa innovando, a pesar de una fuga de cerebros y las batallas legales que enfrentan algunos de sus más exitosos empresarios. Más de 20 institutos de investigación -la mayoría de estos en edificios de concreto de cuatro pisos- se encuentran parcialmente escondidos entre los árboles.

Inspirado en una visita al centro tecnológico de India, en Bangalore, el presidente de Rusia, Vladimir Putin vino a Novosibirsk, en 2005, prometiendo ayudar al desarrollo de los parques tecnológicos rusos. En el proyecto se invirtieron US$250 millones -la mitad del gobierno y la otra de medios privados- con la meta de acelerar las empresas tecnológicas actuales e incubar nuevas.

Ahora, más de una década después, el parque tecnológico alberga más de 250 compañías con 5.000 empleados. El edificio emblemático de Academpark, que comprende dos edificios inclinados de color naranja y conectados por un puente elevado, se alza por encima del bosque aledaño.

Las empresas exitosas incluyen una firma de nanotecnología, OCSiAl, un fabricante de láser de precisión, Tekhnoscan y una compañía de software bancario, CFT. Sin embargo, a pesar de la inversión gubernamental y los logros de las compañías individuales, el comentarista local Alexei Mazur dice que Akademgorodok se ha convertido casi todo en una comunidad residencial de lujo para Novosibirsk. (bbc Múndo)