primerpariente

El primer animal del mundo probablemente fue un carnívoro. Esta es una las sorprendentes conclusiones de un estudio sin parangón que profundiza en las preferencias dietéticas a través de todo el reino animal desde su aparición hace 800 millones de años. La investigación, publicada en la revista «Evolution Letters», revela también que hay muchos más aficionados a la carne de lo que los científicos creían y que la opción humana -comer de todo- es la más extraña.

Los investigadores del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona (EE.UU.) buscaron datos sobre los hábitos alimenticios de más de un millón de especies animales, desde esponjas hasta insectos o gatos domésticos. Una especie se clasifica como carnívora si se alimenta de otros animales, hongos o protistas (organismos eucariotas unicelulares, muchos de los cuales viven de bacterias). Como herbívora, si depende de plantas terrestres, algas o cianobacterias; y omnívora si come una mezcla de dietas carnívora y herbívora.

Después, los científicos mapearon el vasto conjunto de datos de especies animales y sus preferencias dietéticas en un árbol evolutivo construido a partir de datos de secuencia de ADN para desenredar las relaciones entre ellos. «El nuestro es el estudio más grande realizado hasta el momento que examina la evolución de la dieta en todo el árbol de la vida animal», afirma Cristian Román-Palacios, autor principal del artículo. (ABC)