exoplaneta

En agosto de 2016 nos felicitábamos por el descubrimiento de Proxima b, el exoplaneta rocoso más cercano a la Tierra que además está en zona de habitabilidad. Desde entonces, numerosos estudios cuestionan que Proxima b sea realmente habitable, pero quizá estén equivocados después de todo.

El problema con este exoplaneta que orbita la estrella Proxima Centauri, a solo 4,22 años luz de la Tierra, es que en realidad sabemos muy poco sobre él. Por no saber, ni siquiera sabemos si tiene agua o atmósfera. El hecho de que su tránsito no sea visible desde la Tierra complica aún más su análisis químico. Hasta donde sabemos, Próxima b podría ser una roca completamente seca y desprovista de atmósfera tras millones de años abrasado por las primeras etapas de vida de su estrella.

Pero ¿y si se hubiera formado más tarde o más lejos y hubiera terminado en zona habitable? ¿Y si realmente tuviera agua? (Gizmodo)