secuestro

Amazon visualiza un futuro en el que los drones sean los encargados de realizar todas las entregas de pedidos. Para conseguirlo lleva años patentando y desarrollando esa idea, a pesar de las estrictas regulaciones gubernamentales que tiene el vuelo de drones.

La última patente que ha presentado la compañía ante la Oficina de Patentes y Marcas Comerciales de los Estados Unidos plantea una posible solución que evitaría que los drones fuera hackeados.

En la patente, Amazon explica que "a medida que el uso de vehículos aéreos no tripulados continúa aumentando, también lo hace la probabilidad de que sean atacados". Estos ataques "pueden obtener el control de los UAV al piratear las señales de comunicación que se envían entre los UAV y un controlador".

La propuesta de Amazon para evitar que sus drones sean secuestrados se basa en el desarrollo de una señal que el controlador envía cada pocos segundos, a modo de latido. Si esa señal detecta la interferencia de una tercero, el dron cambiará automáticamente del modo misión de entrega al modo seguridad.

En el modo seguridad el dron trata de recuperar el control y la comunicación con el controlador, además de posicionarse en un lugar seguro para evitar ser secuestrado y así poder reiniciarse tranquilamente.

Otra opción de la compañía es la creación de una nave nodriza o dirigible enorme cargado de productos desde donde se abastecerían los drones.(Globovisión)